Una familia halló al intruso de 2,7 metros nadando en su piscina. Craig Lear, de 38 años, pensó que una pelota de golf había caído. VIDEO

 

Deja un comentario