La mujer estaba cobrándole a un cliente en Georgia cuando el hombre desenfundó un arma y comenzó a amenazarla. Ella se defendió y logró frustrar el asalto

Deja un comentario