Las empanadas, un típico aperitivo del dominicano que común mente lo utilizan como desayuno, acompañado de jugo o refresco.

Calentito, saladito, crujiente, relleno o clásico el  yaniqueque es unos de esos antojos irresistibles al paladar, pero además forma parte de la cultura gastronómica dominicana

Aunque nació como un bocado simple, hoy en día se  rellena con jamón, huevo, queso, mariscos y carne de pollo, entre otros ingredientes, incluso hay uno famoso que es el “yaniqueque light”, relleno de vegetales.

A pesar de que la receta no es un secreto para ningún dominicano, porque todos saben que está elaborado con harina de trigo, sal, agua y un poquito de polvo para hornear (para que crezca), nadie en su casa ha podido conseguir hacer un yaniqueque como los que venden en las calles, y menos como los de Boca Chica, y es que, aparentemente, quienes se dedican a la elaboración de este bocado,  guardan algún truco.

Y como todo evoluciona hoy se hacen versiones tipo empanada que se rellenan de distintos ingredientes: jamón, queso, salami, carne, mariscos y la espectacular completa.

El Johnny Cake, o “Yaniqueque” para los buenos dominicanos. Según una versión el yaniqueque nació en San Pedro de Macorís como resultado de una imitación de un pancake que comían los soldados norteamericanos durante la guerra civil estadounidense, que llevaba el nombre de quien lo inventó,  Johnny Cake.

A los dominicanos se nos quedó  la fonética

Otra versión

Se cuenta que fue a finales de 1800 que llegó a República Dominicana el norteamericano llamado Johnny y se puso a hacer lo que en EE.UU se conoce como “Elefant ear”, que se preparaba originalmente con azúcar, luego este mismo bocado lo preparó con sal.

Johnny era repostero de profesión,  y puso un negocio que se llamó Johnny’s cakes, donde se vendía la nueva versión salada de los Elefant ear. A la gente  le encantó este nuevo invento y comenzó a decir “vamos a comer donde Yani (Johnny) queque (Cake)” y de ahí  el nombre con el que se denomina.

El “longplay”

Se trata de la versión playera del yaniqueque, una fritura que  forma parte de nuestra cultura, y es el fiel acompañante de los pescados fritos de Boca Chica. Ningún dominicano se resiste al coqueteo de un “longplay”.

Los momentos del yaniqueque

El yaniqueque acompañado de una “fría” es una dominicanada experimentada “hasta en las mejores familias”. Este brindis se ha convertido, para algunos, en una manera informal de festeja. En todas las playas del país hay varios puestos de yaniqueques, pero  sobre todo en Boca Chica, donde son famosos los “longplay” que caracterizan estos viajes playeros. Hay incluso  quienes van exclusivamente a degustarlo. Ha un momento en que a muchos dominicanos les dan unas ganas increíbles  de comer  yaniqueque con chocolate de agua, y es cuando llueve. La suerte es que este antojo es fácil de complacer, pues difícilmente encontremos un sector  donde no haya un puesto.

Recetas

Yaniqueque clásico

2 tazas de harina de trigo

1 cucharadita de bicarbonato de soda

3 cucharadas de agua fría

2 tazas de aceite

Sal

Preparación.  Mezcle harina, sal y bicarbonato.

Vierta el agua sobre la harina y mezcle bien,  pero no amase más de lo estrictamente necesario. Deje la masa reposar por diez minutos cubierta con una lámina plástica.   Extienda la masa hasta que obtenga una lámina fina, córtela en círculos. Perfore con un tenedor y fría en aceite caliente hasta que se dore. Deje sobre papel absorbente por un minuto antes de servir. Sirva caliente.

Para hacerlo relleno solo tiene que tomar su ingrediente favorito ponerlo sobre la  masa doblar y apretar con un cubierto o unte huevo en las orillas, doble y fría.