Beneficios de la lactancia materna a los niños

La lactancia materna tiene muchos beneficios probados para la salud, pero en realidad no aumenta las habilidades cognitivas de los niños, de acuerdo con una nueva investigación.

El estudio, publicado en la revista Pediatrics, analizó alrededor de 8,000 familias en Irlanda seleccionadas al azar para medir los efectos a largo plazo de la lactancia materna en el desarrollo de los niños.

Los investigadores descubrieron que, cuando los niños fueron sometidos a pruebas estandarizadas a las edades de tres y cinco años, no hubo diferencias significativas entre las habilidades cognitivas de los niños que habían sido amamantados y los niños que no lo habían hecho. Los que fueron amamantados tuvieron calificaciones un poquito más altas, pero la diferencia “no fue lo suficientemente grande como para mostrar significación estadística”, dijo a NPR la autora del estudio, Lisa Christine Girard, de University College Dublin.

“No pudimos encontrar una relación causal directa entre la lactancia materna y los resultados cognitivos de los niños”, dijo Girard.

Estudios previos han sugerido que la lactancia materna está conectada a puntuaciones mejoradas en las pruebas de coeficiente intelectual, informó NPR. En otras palabras, esta nueva investigación es sólo una contribución a un debate en curso sobre los beneficios de la lactancia materna, no necesariamente una respuesta definitiva.

Algunos de los beneficios probados de la lactancia incluyen anticuerpos en la leche materna que apoyan el sistema inmunológico de los bebés, de acuerdo con la Clínica Mayo. La leche materna también es más fácil de digerir que la fórmula, y puede reducir el riesgo de alergias y asma. Incluso hay beneficios probados para la salud de las madres que amamantan.

Si bien este nuevo estudio no observó un efecto significativo de la leche materna sobre las habilidades cognitivas, descubrió una diferencia entre los niños que habían sido amamantados y los que no: los niños que habían sido amamantados durante al menos seis meses fueron notablemente menos hiperactivos que sus homólogos cuando se sometieron a pruebas a los tres años.

Pero cuando se probaron de nuevo a la edad de cinco años, ese efecto ya no era estadísticamente significativo, lo que sugiere que no se mantiene una vez que los niños entran a la escuela.

Fuente:Imujer

Acerca de Ariela Otos

Interesante

Hacer crackers de semillas sin gluten y sin lactosa

¿Estás reduciendo el consumo de pan o hidratos de carbono porque notas que te hacen subir …